Cómo detectar una bujía falsa